Cuando registras o transfieres un dominio, se especifica el periodo de validez en un mínimo de 1 año y máximo 10 años en una sola exhibición, una vez finalizado el periodo contratado y si no renovaste tu dominio entonces inicia un periodo de suspensión de dominio lo cual provoca que tu dominio, tu web, tus correos o cualquier otro archivo relacionado a tu dominio deje de funcionar y permanece en ese periodo por 10 días durante el cual podrás aún renovar tu dominio realizando el pago regular más una tarifa de reactivación de dominio. Si al cabo del periodo de suspensión tu dominio no es renovado, entonces es enviado a eliminación y permanece en ese periodo durante 20 días naturales. Aun podrás recuperar tu dominio realizando el pago de renovación más la tarifa de recuperación de dominio. Si tu dominio no es recuperado después de los 30 días naturales después de la fecha de vencimiento, entonces tu dominio es eliminado definitivamente de nuestros registros y ya no puede ser renovado ni recuperado permaneciendo en ese estatus por 60 días para entonces ser liberado el público.